Enfermedades tecnológicas, qué son y cómo evitarlas

Enfermedades tecnológicas, qué son y cómo evitarlas

El uso continuado de dispositivos electrónicos puede generar desde fatiga visual, hasta “cuello de texto” o dolor en los pulgares.

Las nuevas dolencias tecnológicas son provocadas por el uso indebido o abusivo de las nuevas tecnologías. El uso continuado de smartphones, tablets y dispositivos electrónicos en general, puede provocarnos desde  fatiga visual, hasta dolores musculares derivados de la adopción de malas posturas durantes su utilización, como el text neck o “cuello de texto, patología derivada por una incorrecta postura prolongada del cuello. Para evitar este problema cuando se utilice una pantalla durante largo tiempo sin necesidad de manipularla (p.e. viendo una película) es recomendable colocar el dispositivo sobre una superficia plana y a una altura que permita tener el cuello recto.

Es importante cuidar los pulgares, que son los miembros que más sufren cuando se chatea o se juega a videojuegos y los que mayor riesgo de lesión presentan por exigencia desmedida

Es importante cuidar los pulgares, que son los miembros que más sufren cuando se chatea o se juega a videojuegos y los que mayor riesgo de lesión presentan por exigencia desmedida. Recomendamos utilizar métodos alternativos de escritura cuando los notemos fatigados, como las notas de voz, así como realizar ejercicios de elongación de los músculos flexores y extensores no solo de los dedos si no también de la muñeca, sobretodo cuando se vea sometida al uso repetido y prolongado del ratón.

En cuanto a la muñeca, para evitar patologías derivadas del uso del ordenador, os aconsejamos utilizar una almohadilla que permita apoyarla además de apoyar los antebrazos tanto cuando se escriba en el teclado como cuando se use ratón. Ambos dispositivos -teclado y ratón- deben estar situados a la misma altura que el codo, para que hombros y muñecas se mantengan en una posición relajada.

© Designed by Freepik